El Hombre Caimán - Leyenda colombiana

Cuenta la leyenda que hace mucho, a un hombre le gustaba espiar a las mujeres cuando ellas se bañaban desnudas (en otra versión se cuenta que él deseaba ver a su amor prohibido). Su deseo era tan grande que fue donde un Brujo para que le prepare un brebaje y así convertirse en Caimán y poder nadar discretamente por el río sin ser visto.

Cuando llegó y le pidió su deseo al Brujo, este hizo dos bebidas: una roja para convertirse en Caimán y otra para volver a ser Humano. Tras esto, el Hombre fue con un amigo y cuando llegaron al río donde estaban las mujeres, tomó el brebaje rojo y se convirtió en Caimán.

Su amigo tras ver la transformación, del susto dejó caer la botella que contenía el otro brebaje que era para ser Humano al piso y unas cuantas gotas cayeron en la cabeza del otro transformándolo en un "Hombre Caimán" mitad hombre, mitad animal. Tras la bulla y sorpresa, las mujeres huyeron de inmediato a ver este ser pensando que las comerían.

Algunos cuentan aún que aquel "Hombre Caimán" aún acecha los ríos asustando a las Mujeres hermosas o Lavanderas. Pero otros relatan que en el río donde él fue descubierto, ya nadie más se bañaba, y sólo era visitado visitado por su madre quien le preparaba y llevaba la comida que a él más le gustaba.

Cuando su madre falleció, el decidió dejarse llevar por el río hasta su desembocadura, donde desapareció y nadie lo volvió a ver otra vez. Se dice que los pescadores aún tienen la esperanza de poder cazarlo, pero hasta ahora, no hay éxito ni referencias del mismo.

el hombre caiman leyenda colombiana


En la cultura Colombiana, existe una gran y popular canción denominada: "Se va el caimán" de Crescencio Salcedo, que se dice está inspirada en la Leyenda del Hombre caimán. Parte del canto dice así:

Este es el caimán, este es el caimán,
que dice toda la gente.
Este es el caimán, este es el caimán,
un caimán inteligente.

Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest

0 comentarios:

Publicar un comentario