La Leyenda de la Mano Peluda

Cuenta la Leyenda, que debajo de cada cama, hay un acceso al Inframundo, y de este, salía la Mano Peluda.

Esta Mano Peluda aparte de ser "peluda", era de color negro con unas uñas largas y muy filosas las cuales, en cada punta de poseía un veneno mortal. Esta mano era el doble del tamaño normal de una mano adulta y lo más insólito, es que esta no poseía cuerpo alguno. Era sólo una muñeca que estaba cortada y que además, se podía ver sangre salir de ella como a la vez, su carne viva y el hueso.

Aquellos niños, que bajaban de sus camas, la Mano Peluda los agarraría y rasguñaría con sus largas uñas para después, arrastrarlos hacia abajo de la cama llevándoselos al inframundo, donde sería el alimento para los demás inmortales o monstruos de aquel lugar.


Si el niño lograba escapar tras ser arañado por estas uñas venenosas, tenían que ser curado de inmediato, ya que podría morir si pasaba más de un día con ellas.

Observaciones: Esta es una leyenda popular y de las más antiguas donde los abuelos y padres solían contar a sus nietos e hijos cuando ellos se levantaban a mitad de la noche.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest

0 comentarios:

Publicar un comentario