La Leyenda del Murcielago

Según cuenta la leyenda, alguna vez en el pasado el murciélago era el ave mas bella de todo el planeta. Se le llamaba mariposa desnuda ya que no tenía plumas.

Un día, el frío asolaba la tierra y el murciélago decidió subir por encima de los cielos a encontrarse con el creador, a quien le pidió desesperadamente unas plumas, pues los había visto en todas las aves que vuelan. Pero el creador no contaba con plumas y le recomendó bajar nuevamente a la tierra y pedir plumas a otros animales que volaban.

El murciélago bajó a la tierra y pidió plumas a cada ave que pasaba, pero sólo pedía plumas de colores vistosos pues quería sobresalir de entre ellas. Cuando terminó el día, el murciélago había logrado su cometido y se convirtió en un animal con plumas, pero no solo eso, también se había convertido en un animal muy hermoso.

Consiente de la belleza que había logrado, volaba incansablemente por todo el mundo mostrando sus hermosos colores y con mucha vanidad, menospreciaba a las aves que encontraba en su camino. Era todo belleza.

leyenda del murcielago

Pero era tanto su orgullo que la soberbia lo transformó en un ser cada vez más ofensivo para con las aves. Con su continuo pavoneo, hacía sentirse chiquitos a cuantos estaban a su lado, sin importar las cualidades que ellos tuvieran. Cuando el creador vio la terrible soberbia del murciélago, lo mandó a llamar al cielo.

El murciélago subió soberbio y con petulancia, movía incansablemente sus alas mientras el creador le hablaba. Pero mientras aleteaba, sus plumas iban cayendo poco a poco hasta quedarse nuevamente desnudo. Así, se retiró a vivir en cuevas y olvidando su sentido de la vista para no tener que recordar todos los colores que una vez tuvo y perdió.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest

0 comentarios:

Publicar un comentario