El tesoro de la casa

Cuenta la leyenda, que donde actualmente se encuentra la posta medica de la campiña de Huacho, vivían unos antiguos ancianitos que tenían la apariencia de ser muy pobres y a la vez ser muy diferentes a los demás, ya que eran de muy baja estatura y era de tez muy blanca para la zona. Ellos vivieron muchos años hasta que de un momento a otro desaparecieron, y nunca nadie mas los volvió a ver. 

Muchos años después, nuevamente esta casa fue habitada por extranjeros. Al llegar la noche, una voz muy ronca los despertó diciendo:

"Caigo o no caigo"

Tras oír aquella misteriosa y tenebrosa voz, inmediatamente los habitantes salieron de la casa lo más rápido que pudieron y no volvieron jamás.

10 años después, otra familia habitó aquella casa, y en la primera noche que ya estaban durmiendo, derrepente una voz los despertó diciendo:

"Caigo o no caigo".

Ellos consternados y asustados por tal voz, huyeron de inmediato de aquella casa.

La casa nuevamente estuvo mucho tiempo deshabitada. Un día, llegaron una pareja que venían de la sierra y estaban interesados en aquella casa. Ellos fueron advertidos por los vecinos de que en aquella lugar siempre se escucha una tenebrosa voz que hace preguntas, sin embargo ellos sólo respondieron que eran pura imaginación y sin dudarlo mucho, fueron a vivir en dicha casa.

el tesoro de la casa leyenda

Aquel mismo día a las 11 de la noche, la señora estaba friendo pescado tranquilamente, cuando de repente una voz empezó a decirle:

"Caigo o no caigo ............"

Uno de ellos, respondió:

"cae no más."

Tras esto, cayó una pierna cortada. Luego otra vez se hizo otra pegunta:

"Caigo o no caigo ............"

El Hombre contestó:

"cae no más."

Y nuevamente cayo otra pierna.

Así sucesivamente, las preguntas iban y respuestas también, hasta que cayeron todas las partes de un cuerpo. Cuando ya no hubo más preguntas ni partes, la pareja de esposos voltearon y vieron un hombre alto que les dijo:

"Ustedes son los mas valientes que he encontrado, así que les voy a dar todo el tesoro que tengo aquí."

Tras esto, señaló debajo de una silla y luego desapareció en el acto.

Desde aquel lugar, empezaron a brotar monedas de oro y tras ver con detalle aquello, hallaron dicho increíble tesoro oculto. Desde ese momento, ambos fueron ricos gracias a su valentía.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest