El Lagarto de Oro

Esta leyenda, sucede en la provincia de Sullana, Perú. Se cuenta, que en la  época prehispanica, en el Valle del Chira existía la etnia tallán, la cual tenía como una de sus divinidades, al lagarto, animal que abundaba en el río Turicarami.
Dice la historia que en retribución a esta divinidad, los aborígenes forjaron un idolillo elaborado de puro metal precioso. A la llegada de las huestes españolas al valle del chira, los tallanes conocieron la codicia por los metales de oro y plata por partes de estos personajes, y ordenaron mandar a guardar a este ídolo para que no caiga en manos extrañas.

Un grupo de valientes tallanes ofrecieron llevar a este ídolo a un lugar seguro, donde no pueda ser encontrado por los españoles, lo llevaron hasta el legendario cerro de los marcahuilcas, hoy conocido como el de la Nariz del diablo, lugar que los tallanes conocían a la perfección, pues se considera que era un cementerio de ellos.

Leyenda del Lagarto de Oro
Leyenda del Lagarto de Oro

Los Tallanes, lograron guardar este ídolo en algún lugar de este cerro. Y todos se quedaron a morir en ese cementerio, para que nadie delate el lugar exacto donde lo escondieron.

Hasta el día de hoy, nadie ha podido encontrar a este ídolo de los antepasados, por más que se ha excavado ilegalmente varias partes de este cerro, contando algunos que por las noches aparece un lagarto muy brillante
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest