La leyenda de la Cochina [México]

Cuenta la historia, que hace mucho, había un hombre muy celoso y mandón que no dejaba salir de su casa a su Mujer ya que, no gustaba de que la vieran otros hombres. Cada vez que su Mujer quería salir, él le replicaba que su trabajo era estar en casa y encima le decía, que como era "Fea", y ¿para que salir?. La Mujer solo reía porque la verdad, él no sabia un secreto: ella era una bruja.

Al llegar la noche, cuando su marido estaba profundamente dormido, la Mujer se convertía en una Cochina (cerdo) y salia de casa. Todas las noches ella repetía la misma rutina paseando por el pueblo tranquilamente.

Un día, la Cochina se le ocurrió ir a deambular por la casa de un vecino peor de gruñón que su esposo. Mientras ella hacia de las suyas, el vecino gruñón se percató de la intrusa y cogiendo un machete le cortó una nalga. La Cochina adolorida y herida regresó de inmediato a su casa muy asustada.

La leyenda de la Cochina [Leyenda de Mexicana]

Al día siguiente, el Hombre al observar a su mujer, notó que le faltaba una nalga. Él le preguntó que le había pasado. Ella respondió que no sabia, y dijo que posiblemente le hicieron una brujería. El hombre salio en busca de ayuda y en su camino, se encontró con aquel vecino gruñón. Entre conversaciones, el vecino le dijo en la noche, un cerdo estuvo vagando por su hogar y como castigo, le cortó una nalga.

El Hombre, muy sorprendido por la similitud de historias, regresó a su hogar con intenciones de castigar a su Mujer. Cuando llegó, tiró la puerta de una patada y echando gritos, salió corriendo a toda velocidad una Cochina. El Hombre buscó y buscó por toda la casa, pero no encontró a su esposa.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest