Leyenda de Icaro

Cuenta la leyenda que Ícaro se encontraba encarcelado en una isla de los Balcanes. Como no podía escapar por el mar, decidió imitar el vuelo de los pájaros para poder huir lejos de aquel terrible lugar.

Ícaro reunió plumas de diversos tamaños y fue uniéndolas con cera, para darle suficiente flexibilidad y maniobrabilidad a sus alas. Una vez terminadas, vatio con fuerza sus brazos y se dejo arrastrar por el viento.

Fue tan buena la adaptación de Ícaro, que pudo volar incluso mejor que las aves. Su vuelo fue tan maravilloso y único, que por sentirse tan emocionado, decidió volar aún más alto sobre las nubes donde está el Sol.

Sin notarlo, el radiante y candente Sol, iba derritiendo la cera que mantenía las plumas unidas a sus alas artificiales. Así, Ícaro cayo y cayó rápidamente y cuando llegó al mar, murió al instante.

ícaro y dédalo leyenda mito

Desde entonces, el mar donde pereció Ícaro se le fue llamado: El Mar de Icaria.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest