Leyenda de Los Frijoles

Cuenta la leyenda, que una vez un hombre bueno, tenía muchos problemas en la vida y quiso solucionarlos vendiendo su alma al diablo. Al diablo le agradó la idea de llevarse el alma de un hombre bueno.

Cuando lo invocó, le pidió al diablo 7 cosas a cambio de vender su alma, una para cada día. Para el primer día quiso dinero y en seguida se vio con los bolsillos llenos de oro.

Para el segundo quiso salud y su salud fue perfecta, para el tercer día, quiso la mejor comida y tuvo comida riquísima, para el cuarto día quiso una esposa bella y la tuvo, para el quinto día pidió viajar y en abrir y cerrar de ojos.

Estuvo en mil lugares, para el sexto pidió ser famoso y lo obtuvo de inmediato y sabiendo que sólo le quedaba un día, al séptimo día pidió que el diablo lave unos frijolitos negros hasta que estén blancos.

Leyenda de los Frijoles

El Diablo, se puso a lavarlos, pero como no se blanqueaban, pensó:

"Este hombre me ha engañado y perdí un alma. Para que esto no me vuelva a suceder, de hoy en adelante habrá fréjoles negros, blancos, amarillos y rojos".
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest