Leyenda del Duende (Leprechaun)

Cuenta la leyenda, que un granjero estaba realizando sus actividades diarias y un día encontró a un pequeño hombrecillo debajo de una planta. Convencido de que era un Leprechaun, lo capturó del brazo y le preguntó donde escondía su olla de oro, a lo que el duende le dijo que lo escondía detrás de un arbusto cercano y que le entregaría su tesoro a cambio de su libertad. 

El granjero, presuroso, fue con el duende tras el tesoro, al llegar al lugar, el duende le indicó donde estaba su tesoro, pero como el granjero no tenia nada con que cavar y al ver miles de arbustos iguales, se sacó un calcetín rojo y lo ató en el arbusto donde estaba el tesoro. Y le dijo al duende que volvería con herramientas para desenterrar el tesoro.


El Duende le dijo:

"Yo ya cumplí con mi parte, ahora libérame."

El granjero le dijo que lo liberaría pero si el Leprechaun prometía no desatar el calcetín, ni llevarse el oro. El duende le prometió lo acordado y fue liberado.

Cuando el granjero volvió al lugar se dio con la ingrata sorpresa de que todos los arbustos tenían el mismo calcetín que él había atado en el tesoro, y nunca logro encontrarlo. Se dice que el Leprechaun es un duende muy astuto y que nadie a logrado llevarse su olla de oro por mas que lo hayan atrapado.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest