María Angula [Leyenda de Ecuador]

Cuenta la leyenda, que había una niña llamada María Angula muy inquieta, su mamá trabajaba vendiendo mishqui(tripa de res frita) en la ciudad colonial en Quito. Un día, su mamá le mandó a comprar tripas, para la venta, pero como la niña era muy inquieta, se dedicó a jugar con sus amigas y se gastó el dinero para la compra.

María Angula estaba muy preocupada, pues sabía que su madre la iba a castigar, estaba tan desesperada que se metió al cementerio y desenterró a un muerto para quitarle las tripas y llevárselas a su mamá. Al lograr su cometido, su mamá no se dio cuenta de quien eran las tripas, las cocinó y vendió.

Ya en horas de las noche, María Angula se acordaba de lo que había hecho, cuando de repente escucho la puerta que se abrió fuertemente, lo trágico es que ella era la única que escuchaba aquellos ruidos y los demás seguían muy dormidos, como si no pasaba nada.

maria angula leyenda ecuador

Los ruidos cada vez eran mas cercanos, y se oía:

"Marianguuula... Dame mis tripas que te robaste de mi santa sepultura".

Al escuchar esto, la niña se desesperó tanto que cogió una navaja y se corto la barriga. Cuando su familia entró al cuarto de la niña, se encontró con la macabra escena.

Desde ese día su mamá, dejó de vender el mishqui y se puso a vender  "carne en palito". 
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest