La Leyenda de los Gemelos Malvados

Cuenta la leyenda, que en un pequeño pueblo donde vivían unas 500 personas, vivían unos gemelos, que fueron apodados "los Gemelos Malvados", ya que siempre causaban todo tipo de males. Uno de esos males era como sus juegos favoritos, matar a los gatos y perros del pueblo.

Un día (un domingo), un anciano muere en su casa. Mientras un cura y un policía se encargaban de ver los últimos detalles para trasladar el cuerpo al cementerio, los Gemelos espiaban desde una ventana trasera esperando ansiosos, a que estos se retiren para así poder ver el cuerpo más de cerca. Una vez terminado sus labores, el Cura y el Policía colocan el cuerpo del anciano dentro del ataúd, lo cierran y van a la camioneta para retirarse. A los pocos segundos, los gemelos corrieron hacia el cuerpo y empezaron a molestar al difunto.

Mientras ellos hacían travesuras con el cadáver, se escucharon pasos, y por miedo a que los descubran, se metieron dentro del ataúd para esconderse. La Policía y el Cura habían regresado para llevar el ataúd hacia el cementerio donde se realizó la ceremonia.


Con el pasar del día, nadie se dio cuenta de la ausencia de los Gemelos, hasta ya muy tarde, por la medianoche cuando la madre de ellos avisó sobre ello. Todos en el pueblo ayudaron en la búsqueda, hasta que de pronto, a la Policía se le ocurrió que posiblemente, los Gemelos estén dentro del ataúd, ya que al saber cómo eran de traviesos y escurridizos, posiblemente no pudieron contenerse juguetear con un Cadáver. Curiosamente, uno de los oficiales dijo que el Ataúd estaba muy pesado en el momento del traslado, sin mucha demora, fueron en grupos a desenterrar el Ataúd. Cuando se terminó la extracción, se descubrió que dentro de este, estaban aferrados al cadáver, Los "Gemelos Malvados" sin vida.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest

2 comentarios: