La leyenda del Maíz (México)

Cuenta la leyenda que antes de la llegada de Quetzalcóatl, los aztecas, sólo comían raíces y animales que cazaban. No podían comer maíz, pues estaba escondido detrás de las montañas.

Los antiguos dioses habían intentado tiempo atrás separar estas altas montañas utilizando su fuerza, pero no lo consiguieron, así que los aztecas pidieron ayuda al dios Quezalcóatl.

Quezalcóatl aceptó ayudarlos pues los quería, pero por su inteligencia,  no usó la fuerza, sino la astucia, y se transformó en una hormiga negra. Decidió dirigirse a las montañas acompañado de una hormiga roja, dispuesto a conseguir el maíz que su pueblo le había pedido.


El camino estuvo lleno de dificultades, pero Quetzalcóatl las superó, pensando solamente en su pueblo y sus necesidades de alimentación. Hizo grandes esfuerzos y no se dio por vencido ante el cansancio y las dificultades. Al llegar a la cima y coger un grano de maíz con sus mandíbulas, emprendió el regreso y entregó el grano a los aztecas que plantaron la semilla, y desde entonces, tuvieron maíz para alimentarse.

Leyenda del Maiz - Leyenda de Mexico
Leyenda del Maiz - Leyenda de Mexico

El preciado grano, aumentó sus riquezas, y se volvieron más fuertes, construyeron ciudades, palacios, templos...Y desde entonces vivieron felices.

Y a partir de ese momento, los aztecas veneraron al generoso Quetzalcóatl, el dios amigo de los hombres, el dios que les trajo el maíz.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest