Monja Blanca - Leyenda de Guatemala

Esta leyenda cuenta que en Granados había un gran señor, dueño de cerros y valles que bajaba al pueblo una vez al año. Hasta que en una de sus visitas al pueblo vio a una hermosa mujer de quien se enamoró perdidamente.

En su locura de amor, el gran señor fue hasta la casa de la muchacha y conversó con sus padres pidiendo que sea su mujer, y a cambió les ofreció a los padres un cofre lleno de monedas de oro.

La mujer se fue a vivir con el gran señor, y como éste la quería mucho, siempre la complacía. Pero los padres de la muchacha se aprovecharon de él, pidiéndole cosas como plata, tierras y maíz, a lo que el gran señor accedía dar por el gran amor que sentía por la mujer. Ante tanta codicia de los padres, la mujer enfermó y quedó postrada en cama muy mal.

leyenda de la monja blanca

Cuando se les había acabado el dinero a los padres, fueron  nuevamente a buscar al gran señor al cerro, pero lo único que encontraron fue una gran luz que era el alma de su hija que había muerto. Y como castigo de el gran señor convirtió a los padres en dos troncos de árbol.

Después de llorar por muchos días a su mujer, el gran señor convirtió aquella luz hermosa en una flor blanca de inmensa belleza. Así fue como nació la Monja Blanca, Flor Nacional, que adorna y perfuma los valles y montañas de la Verapaz.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest