El conejo de Pascua [Semana santa]

Según cuentan la leyenda, que cuando sepultaron a Jesús en la cueva secreta, un Conejo estaba ahí y observó cómo entraban muchas personas llorando muy tristes por el deceso de Jesús.

Cuando terminaron de cobijar a Jesús, cerraron la entrada del sepulcro con una gran piedra. E Conejo se acercó a él y viéndolo una y otra vez, se preguntaba quien era él y por qué tanta gente le lloraba y quería. Así estuvo observándolo y pensando por todo el día y toda una noche, hasta que de pronto, el Conejo vió muy sorprendido cómo Jesús se levantaba. Él dobló las sabanas que lo habian envuelto y luego un Ángel apareció quien pronto removió la piedra de la entrada, Jesús paso a salir tranquilamente.

El Conejo comprendió que era el Hijo de Dios, y decidió avisar a todos quienes seguían a Jesús para que ya no estén tristes y llorando ya que él había resucitado. Pero, como los conejos no pueden hablar se le ocurrió llevar un huevo pintado para que puedan entender el mensaje de vida y alegría. Ya listo y seguro, se puso en camino.

leyenda conejo de pascua


Desde entonces, este Conejito sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores por todos los hogares del mundo para recordarles que Jesús resucitó y darles un toque de alegría para vivir felices.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest