La leyenda del niño de la pelota

Según cuentan, hace mucho en la av. López Mateos de Aguascalientes (México), existía en un edificio de varias oficinas donde algunos empleados salían más tarde de su trabajo de lo normal.

Una noche, una Chica que estaba por abordar el ascensor, escuchó a un Hombre que por favor espere por él. Amablemente ella detuvo las puertas y así, el Hombre pudo abordar saludando a la señorita, luego, notaron que el ascensor subía a al cuarto piso, cosa que les pareció raro porque dicho lugar estaba clausurado y nadie trabajaba.

Ya en aquel piso y con las puertas abiertas, ellos hablaban sobre aquel fallo de esos que sucede e intentaban hacer que el elevador baje, hasta que de pronto escucharon una risa de un niño que jugaba con una pelota; luego el elevador bajó sin darles tiempo a imaginar que sucedía. Ya en el piso donde quería ir desde el inicio, encontraron al Velador y le comentaron su misteriosa experiencia.

El Velador, oyó tranquilamente el relato de ambos, luego les contó que en varias ocasiones, también había escuchado dichos ruidos, y era debido al espíritu de un Niño que falleció años atrás en un accidente.

Según contó, el Niño jugaba con su pelota, pero esta fue hacia el cuarto piso, él fue por ella y vio a un guardia que estaba de espaldas. El Niño se acercó en silencio para hacerlo asustar y ya cerca, Él gritó asustando al guardia que del susto, sacó su arma y disparó pensando que era un ladrón.

La leyenda del niño de la pelota

Desde ese entonces, el alma del Niño juegan en tranquilidad en el cuarto piso. Aquel que se quede hasta muy tarde en dicho lugar, puede escuchar sus risas, sus pasos y los rebotes de su pelota en el pasadizo.

Otras personas que pudieron experimentar dicho suceso, cuentan que sólo vieron la pelota bajar por la escalera cuando al espíritu del Niño se le cae, y esta al ser examinada, tiene marcas de quemaduras en forma de pequeñas manos. Otros dicen que la gente que experimentó esto, decidieron renunciar a sus empleos ya que al aparecer la pelota en ciertos lugares, el niño irá por ella con la intención de asustarlos.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest

1 comentario:

  1. Me encantan estos relatos y me sirvieron para leerlo a mis niños, gracias por compartir

    ResponderEliminar