La leyenda de los Temblores

Según cuentan, hace mucho hubo una serpiente de colores que era brillante y muy larga. Era de cascabel y avanzaba su cuerpo al igual que una víbora. Algo peculiar en ella, era una cola de manantial que era de agua transparente. Cuando esta serpiente avanzaba, recorría haciendo sonidos shhh shhh... Parecía de color arcoíris su arrastrar y movía su cola como una maraca.

Decían los abuelos que, donde ella pasaba dejaba algún bien o alguna alegría sobre la tierra. Ella iba por los montes mojando todo lo que pasaba dando de beber a los árboles, flores y a los plantíos. Por el mundo ella recorría dejando regado todo a su paso.

Un día, los Hombres pelearon por primera vez, y tras esto, la serpiente desapareció y empezaron las sequías por toda la tierra. Cuando los Hombres detuvieron su riña, la serpiente nuevamente regresó y todo volvió a florecer. Del corazón de la tierra salieron bellos frutos y del corazón de los Hombres, brotaron cantos. Tiempo después, nuevamente los Hombres tuvieron una terrible discusión que terminó en una pelea que duró por años y años. Tras esto, la serpiente desapareció por siempre.


Se dice que la serpiente no desapareció, sino, se fue a vivir al fondo de la tierra y sigue ahí, y cada vez que sale de ella asomando su cabecita, genera sin querer grietas y temblores al mover su cuerpo. Como ve que los Hombres pelear aún entre ellos, ella se va nuevamente bajo tierra.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest

0 comentarios:

Publicar un comentario