La Calchona

Según cuentan, existe el cuento de la Calchona en tantas versiones, que muchos dicen que es un ser con apariencia de una mujer muy fea y malévola con deseos de hacer daño a jinetes incautos. Otros dicen que toma la forma de un animal para atacar a hombres infieles o incorrectos, así como también, que ella va por las noches tomando la forma de muchos animales.

Una de las tantas leyendas de la Calchona, cuenta que hace mucho un matrimonio tenía una tranquila vida en el campo junto a sus dos hijos, pero, tanto esposo como los hijos, no tenían idea alguna que la Madre era una bruja. Ella, guardaba muy escondido en su casa, frascos con diversas cremas que cuando se las aplicaba en su cuerpo, le permitía convertirse en el animal que ella desee.

Todas las noches, ella realizaba ritos a espaldas de su familia donde ella se huntaba unguentos y salía hacia el campo a pasear. Cuando llegaba el amanecer, regresaba rápido a su hogar y nuevamente se aplicaba sus cremas para recuperar su forma humana de Madre.

Mucho tiempo después, sus hijos notando su ausencia, la espiaron y lograron ver cómo ella se aplicaba las cremas para transformarse en animal. Ellos, imitaron lo mismo de su Madre y se convirtieron en animales; pero al querer regresar a ser humanos, ellos no sabían cómo. Desesperados, se pusieron a llorar. El Padre que dormía, escuchó los llantos de los niños así que de inmediato los buscó, pero su sorpresa fue colosal al encontrar en vez de a sus Hijos, sólo pequeños animales.

la calchona leyenda

Sin mucho lío, buscó en los frascos de cremas, la pócima indicada y logró que sus hijos vuelvan a ser niños; pero para evitar que vuelva a suceder lo mismo, tomó todas las cremas y las botó en las aguas del río. Al ya amanecer, la Madre que estaba convertida en una Oveja negra, regresó pronto a casa, y cuando buscó sus cremas, no halló ninguna quedando así, convertida en dicho animal.

Así, cuando se oye balar a una Oveja Negra en medio de la noche y del campo, los campesinos sabe que no es un animal corriente, sino es la mismísima Calchona. Como costumbre, ellos se compadecen y suelen dejarle un plato de comida para que ella se alimente, ya que, no suele ser agresiva, sino todo lo contrario.
Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest

0 comentarios:

Publicar un comentario