El Jucumari

Según cuentan, en el monte de Chapare (ubicado en una de las provincias de Cochabamba), se perdió una cholita. Ella fue encontrada por una especie de hombre que en realidad era un Mono. Él la llevó a una cueva y allí la tuvo por mucho tiempo.

Este ser, no la dejaba salir, pero si la alimentaba. No tenían conversación ya que era un simio. Con el pasar del tiempo, la Cholita quedó embarazada del Jucumari y tuvo dos hijos varones gemelos que eran hombres monos. Estos niños, tenían pelo hasta en el rostros pero crecieron hasta ser adolescentes. La madre les enseñó a hablar y todos los días les cortaba los pelos de la cara.

Un día, escaparon de la cueva. Los niños como ya eran fuertes y grandes, movieron la roca que cubría la gran puerta y así, pudieron huir.


Compártelo por favor:

Facebook  Twitter  Google+  Pinterest

0 comentarios:

Publicar un comentario